Embajada de Turquia

Notas informativas

Relaciones Hispano-Turcas, 12.06.2017

Las relaciones entre otomanos y españoles, que poseían sendos imperios en ambos extremos del Mediterráneo, tras el periodo de enfrentamientos de una duración de más de dos siglos (XVI-XVII) y que comenzó con la batalla de Lepanto el 7 de octubre de 1571 en la que D. Juan de Austria, hijo de Carlos I de España y V de Alemania, capitaneando la flota cruzada, venció a la armada otomana, continuaron de forma pacífica con la firma entre España y Turquía del Acuerdo de Paz, Amistad y Comercio, que tuvo lugar en Estambul en septiembre de 1782. La fecha de 25 de abril de 1783 puede ser considerada como la fecha del inicio de las relaciones contemporáneas entre España y Turquía, pues fue cuando los documentos de aprobación de dicho acuerdo fueron presentados al Sultán Otomano por el embajador español Juan de Bouligny en una ceremonia especial. Por otro lado, hasta 1857 no fue posible la apertura de una embajada turca en España.

Durante la Guerra Civil Española, el Gobierno de la República de Turquía continuó manteniendo relaciones con el Gobierno de la República, comunicándose con ella a través de la Embajada de España en Ankara, a la vez que mantenía otro canal de comunicación con el bando del General Franco a través del Consulado General de España en Estambul, de tal forma que el posterior cambio de régimen en Madrid no afecto a las mismas.

Más tarde, los Gobiernos de España y Turquía tomaron la decisión de elevar las relaciones diplomáticas entre ambos países al nivel de Embajada a partir del 1 de enero de 1951.

Aunque, durante la época del régimen del General Franco, las relaciones entre España y Turquía no fueron muy activas, se mantuvo un comedido reconocimiento mutuo de amistad y colaboración. Consecuentemente, ambos países firmaron el Acuerdo de Amistad del día 16 de abril de 1959.

A mediados de la década de los años 80, las relaciones entre España y Turquía comenzaron a reactivarse como resultado de la integración de España en la OTAN y en la UE y de la aplicación en ambos países de políticas de liberalización de la economía y de apertura a los mercados internacionales.

En 1989, el Primer Ministro Özal dio un impulso a las relaciones bilaterales con su visita a España, y desde esa fecha hasta ahora éstas han continuado desarrollándose estrechamente en los campos político, militar y económico. Por ello, el Rey de España, Su Majestad D. Juan Carlos I, llevó a cabo una visita de Estado a Turquía en 1993. Más tarde, la firma del entonces Presidente José María Aznar del “Plan de Acción Conjunta para el Desarrollo de las Relaciones” durante su visita a Turquía en julio de 1998 proyectó que se llevasen a cabo consultas periódicas en relación a asuntos relacionados con política exterior y seguridad.

En el año 2009 se produjo el mayor avance hasta la fecha en las relaciones bilaterales entre ambos países, cuando conforme al acuerdo que había alcanzado el Presidente de España en aquel momento, José Luis Rodríguez Zapatero y el Excmo. Presidente de la República de Turquía Recep Tayyip Erdoğan (entonces Primer Ministro), tuvo lugar la celebración de la Primera Cumbre Bilateral entre Turquía y España el 5 de abril de 2009.

Por último, el 11 de febrero de 2014 se celebró en Ankara la 5ª Cumbre Intergubernamental, contando con el auspicio de los dirigentes de ambos países.

España apoya la candidatura de Turquía a la adhesión a la UE. Así, durante el periodo en que España ocupó la presidencia de turno de la UE - primera mitad de 2010 -, se abrió el capítulo de “Seguridad Alimentaria, Veterinaria y Política Fitosanitaria”. 



La opinión pública española muestra una percepción positiva, por encima de la media comunitaria, de la adhesión de Turquía a la UE. Sin embargo, en encuestas recientes el número de españoles que siguen percibiendo como positiva la adhesión de nuestro país ha experimentado un claro descenso.

Las relaciones económicas entre ambos países también van viento en popa.

En el año 2016, el volumen de operaciones entre ambos países registró un aumento del 9,5% en comparación con el mismo periodo del año anterior, alcanzando los 10.260 millones de euros (exportaciones de Turquía: 5.090 millones de euros; importaciones de Turquía: 5.170 millones de euros). Por otro lado, en 2015 el volumen de operaciones entre ambos países experimentó un aumento del 9,5% en comparación con el año 2014, alcanzando los 9.820 millones de euros. Tomando en consideración estas cifras, se puede hablar de un aumento gradual y sostenido del volumen de operaciones bilaterales. En la actualidad, Turquía es el cuarto país no comunitario del que España realiza más importaciones, y el tercer país no comunitario al que España destina su importaciones (en el orden general, estaría en el puesto 11º de importación y 10º de exportación).

El volumen comercial entre ambos países durante el primer cuarto del año 2017 ha sido de 2.500 millones de euros.

Entre nuestras exportaciones a España destacan los productos de consumo de un peso importante provenientes del sector textil y de la confección, así como productos semi-manufacturados de industria automovilística y siderúrgica, y bienes de consumo duradero como electrodomésticos. Turquía ocupa el segundo puesto en las importaciones de productos textiles y de confección de España, sólo por detrás de China. Asimismo, Turquía importa de España sobre todo vehículos terrestres, productos de industria automovilística, sustancias químicas, y productos de siderurgia.

La inversión directa realizada por alrededor de 600 empresas españolas en Turquía roza los 7 mil millones de euros. Los mayores inversores españoles en nuestro país son el BBVA, socio mayoritario de Garanti Bank, y Mapfre, que adquirió Genel Sigorta. Las inversiones en España de las cerca de 80 empresas turcas que operan en dicho país es de un total de alrededor de 180 millones de euros.

También se han firmado importantes acuerdos entre Turquía y España como el Acuerdo de Protección y Promoción de las Inversiones Recíprocas (1995) o el Acuerdo de Prevención de la Doble Imposición (2002); y se han constituido estructuras que aumentan la cooperación económica, tales como el Comité de Asociación Económica y Comercial y el Consejo de Negocios Turco-Español.

En el año 2016, 107.000 turistas españoles visitaron nuestro país. En el mismo periodo, se calcula que 283.000 turistas turcos visitaron España.

Entre España y Turquía se han firmado el Acuerdo de Cultura de 28 de marzo de 1956, el Programa de Cooperación Cultural de 9 de marzo de 2006, el Acuerdo de Cooperación Científica y Tecnológica que entró en vigor el 7 de agosto de 2009 y el Acuerdo de Cooperación en el Campo de la Educación firmado el día 3 de octubre de 2013.

En Turquía, están activos los departamentos de “Lengua y Literatura Española” de las universidades de Ankara, Estambul y la Universidad Mehmet Akif de Burdur, y el departamento de “Español aplicado y traducción” de la Universidad Aydin de Estambul, y más de 20.000 estudiantes han participado en los cursos de español ofrecidos por el Instituto Cervantes desde 2001, año de su fundación.

En el contexto del “Protocolo de Colaboración” firmado entre el Consejo de Educación Superior (YÖK, en sus siglas en turco) y el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes en el año 2002 se han puesto en contacto a los rectores y académicos de determinadas universidades españolas con sus homólogos de universidades turcas.

Además, el programa Erasmus es de gran importancia para el desarrollo de la colaboración entre universidades españolas y turcas, y para el fortalecimiento de las relaciones culturales entre los dos países. Las universidades españolas están entre las universidades europeas preferidas por los estudiantes universitarios turcos participantes en el programa Erasmus.

En las universidades españolas no existe todavía una cátedra dedicada exclusivamente a los Estudios Turcos y de Lengua Turca. Sin embargo, en la actualidad, se ofrecen cursos de lengua turca como asignatura optativa en las universidades Complutense y Autónoma de Madrid, dentro de los Departamentos de Estudios Árabes e Islámicos, y en el departamento de Traducción e Interpretación de la Universidad de Granada. Asimismo, y fuera del contexto universitario, existen clases de lengua turca en la escuela de idiomas dependiente de la Universidad Complutense, así como en la escuela de idiomas IPOA, dependiente de la Universidad de Barcelona.

Además, en la Universidad Autónoma de Madrid, dentro del departamento de Estudios Árabes e Islámicos, se ofrecen clases de grado y máster sobre el Imperio Otomano y sobre las relaciones entre Turquía y la Unión Europea.

El número de nuestros ciudadanos residentes en España aumentó considerablemente a partir de mediados de los 2000. Según nuestros registros, en el año 2001 había cerca de 1000 turcos viviendo en España, experimentándose un aumento de esta cifra a partir de la aprobación en 2005 por parte del Congreso de los Diputados de una ley de regularización que instauró un proceso que facilitaba la obtención del permiso de residencia y de trabajo a los extranjeros residentes que se encontraban trabajando en España de forma ilegal.

En 2017 hay 3.078 ciudadanos turcos registrados en el Consulado de la Embajada de Turquía en Madrid, y 2.279 en el Consulado General de Turquía en Barcelona, habiendo un total de 5.357 ciudadanos turcos registrados.

La mayoría de los ciudadanos turcos residentes en España lo hacen trabajando por cuenta ajena. Algunos de nuestros compatriotas tienen sus propios negocios en los sectores del turismo o el textil. Una parte importante de los turcos residentes en España se encuentran en las comunidades autónomas de Madrid y Cataluña. Aparte de estas comunidades, el resto de nuestros ciudadanos prefieren sobre todo ciudades de costa. Andalucía, el País Vasco, Valencia y los archipiélagos de las Baleares y las Canarias suelen ser los principales lugares de residencia del resto de nuestros conciudadanos.